miércoles, 13 de febrero de 2013

Grafología Científica, de Susana Tesouro de Grosso


Si usted quiere abordar la grafología y su método de aplicación científica, este libro contiene todo lo que necesita. Susana Tesouro de Grosso es una de las más prestigiosas grafólogas de América Latina. Sus libros resultan verdaderos manuales para el abordaje de esta ciencia cada vez más difundida.

La Grafología, que se desarrolló en el siglo XIX, alcanzó el apogeo de su aplicación con el advenimiento de las Psicología Moderna. Tiene como objetivo el conocimiento de la personalidad. A través de los rasgos de la escritura es posible clasificar los movimientos gráficos y realizar una interpretación. Es por ello que su uso se intensificó con la llegada del Psicoanálisis de Freud, la Psicología Analítica de Jung y la Caracterología de Heymans Le Senne. 

La Grafología Científica es a la vez una investigación profunda y una exploración psicológica cuyos resultados son amplios y variados. Por esa razón, como veremos, su aplicación es cada vez más frecuente. 



El abordaje de esta ciencia puede parecer, a priori, complejo. Susana Tesouro lo facilita al explicar Las ocho leyes de Interpretación Grafológica.  Estos ocho aspectos son:

1.- Orden
2.- Dimensión
3.- Forma
4.- Inclinación
5.- Dirección
6.- Velocidad o rapidez
7.- Continuidad
8.- Presión

         Por medio de medidas rigurosas y el análisis de los rasgos se pueden clasificar los movimientos gráficos y realizar su interpretación. El análisis de los "Aspectos Gráficos" en los que se analizan "las partes de las letras" y las denominadas "zonas de escritura" adquieren una importancia esencial desde lo simbólico en que tanto la hoja de papel como el tipo de lapicera que elige el consultante adquieren un significado particular. 

         Las leyes a las que hemos hecho referencia permiten el paso del análisis desde el aspecto general al de los detalles más profundos. La autora completa el estudio de las Leyes de Interpretación con la interpretación de cada una de las letras minúsculas del alfabeto.

         Su estudio es la "llave" que permite penetrar en la intimidad del escribiente, profundizar en su personalidad, acceder a datos biográficos de gran importancia no siempre confesados. El signo pequeño es de por sí revelador de lo que el escribiente busca esconder o disimular, de ahí su inmensa importancia en el diagnóstico grafológico.

         Existen muchas razones para considerar seriamente el estudio de la grafología. Actualmente su uso se ha vuelto imprescindible en el área docente, en la que se convierte en una herramienta invalorable para conocer mejor al alumno, pero también una forma de inducción para la corrección de trastornos de atención, depresión, problemas en la conducta, aislamiento etc. Esto se logra mediante la Grafoterapia, una técnica cada vez más frecuente en las escuelas.

                 En Medicina Psiquiátrica y en Psicología se la utiliza no sólo como forma de diagnóstico para conocer el perfil de personalidad del paciente sino también para seguir la evolución del tratamiento. Los abogados y criminalistas cuentan con un medio para evaluar la veracidad o no de las declaraciones de sus clientes como también con un instrumento de investigación en las falsificaciones, anónimos y peritajes de documentos. Resulta fundamental en las investigaciones históricas y biográficas.

         Es habitual que se recurra a grafólogos a la hora de evaluar la orientación vocacional de los adolescentes. En los últimos años se ha convertido en uno de los métodos más utilizados en la selección de personal por parte de organismos oficiales y empresas privadas.


La autora

Grafología Científica, de Susana Tesouro de Grosso, publicado por Kier, nos propone la interpretación del alfabeto y la escritura, de un modo científico, práctico y al alcance de todos. Seguramente se sorprenderá con su lectura y con los numerosos ejercicios que pueden practicarse en el cuaderno que trae como adjunto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada